17 habilidades sociales para ser un gerente exitoso

Si en el pasado la capacidad de liderazgo de uno se asociaba con una gestión eficiente, ahora este principio ha cambiado mucho.

Un gerente exitoso no solo tiene habilidades técnicas relacionadas con su campo de trabajo.

También se requiere que domine varias habilidades sociales importantes.

Según un estudio de Harvard Business Review, un requisito importante para un líder radica en la cantidad de habilidades sociales que se dominan.

De hecho, según el sitio Resourceful Manager, las habilidades técnicas o la inteligencia empresarial no son tan valiosas si un líder no tiene habilidades blandas de apoyo.

Entonces, para ayudarlo a convertirse en un gerente exitoso, aquí hay 17 habilidades sociales importantes que debe tener y desarrollar.

1. La capacidad de comunicarse

Para un gerente, la capacidad de comunicarse bien es muy importante. Esta habilidad puede formar y mantener relaciones entre individuos.

A los gerentes que tengan buenas habilidades de comunicación les resultará más fácil intercambiar ideas y opiniones.

Esta capacidad también ayudará a administrar a los empleados de manera más efectiva, mientras crea un ambiente de trabajo productivo.

Puede aplicar la comunicación cortésmente mostrando sinceridad. Puede hacer declaraciones que se ajusten a los hechos, evitando el uso de lenguaje tentativo como sea posible.

2. Modales

Las personas que tienen buenos modales suelen agradar mucho a los demás. Los gerentes que mantienen buenos modales pueden tener autoridad y fortalecer las relaciones positivas con los empleados.

También pueden ser modelos y ejemplos a seguir para todos en la empresa.

Algunas de las actitudes que reflejan cortesía incluyen:

  • asistir a las reuniones a tiempo, lo que demuestra que valora el tiempo de los demás
  • di lo siento y gracias
  • minimiza el uso del altavoz (utilícelo solo cuando sea necesario)

3. Habilidades auditivas

No solo dar órdenes y administrar a otras personas, un gerente debe ser un buen comunicador.

Los buenos comunicadores no solo son hábiles para transmitir sus propios pensamientos, sino que también son excelentes para escuchar.

¿Alguna vez ha atribuido la voz más fuerte al poder y al control?

Los líderes exitosos entienden que no solo necesitan hablar en voz alta. Igualmente importante es la capacidad de escuchar los pensamientos e ideas de los demás.

Si quieres ser un buen comunicador, debes estar abierto a las opiniones de otras personas.

Preste toda su atención a la otra persona antes de responder.

4. Capaz de alabar

¿Con qué frecuencia felicitas a otras personas?

No es necesario que siempre elogie a los demás, pero si sus empleados hacen bien su trabajo, reconozca sus logros.

Un buen líder reconocerá y dará reconocimiento cuando los empleados trabajen bien.

Una pequeña palmada en la espalda puede ser una simple expresión de apoyo para un empleado.

Primero, debe identificar a sus empleados y los logros que han logrado.

Luego puede celebrar su trabajo en una reunión para que otros puedan felicitar a este empleado consumado.

Por supuesto, también puede elogiar en privado.

5. Mantener buenas relaciones con los compañeros

Un gerente exitoso debe poder mantener buenas relaciones con colegas y empleados.

Una buena relación entre gerentes y empleados es esencial para crear un ambiente de trabajo cohesionado y productivo.

Puede tomar pasos sencillos para mantener buenas relaciones expresando su agradecimiento a los empleados y compañeros de trabajo.

Diga siempre el nombre de la persona con la que está hablando. Esto mostrará interés en la vida de sus empleados.

6. Capacidad para mantener el profesionalismo

Ilustración de habilidades blandas importantes

Por un lado, debe mantener buenas relaciones con sus colegas y empleados. Por otro lado, también debes mantener la profesionalidad.

Mantener el profesionalismo puede ser muy difícil para un líder. Especialmente si eres amigable con muchos empleados.

Necesita ser consciente de los límites entre su vida personal y su vida laboral. Esto te ayudará a equilibrar los dos.

Cuando trabajas con amigos, debes establecer límites claros. También debe ser justo con todos sus subordinados, independientemente de la relación que tenga.

Evite el trato especial o la asistencia de cualquier tipo a colegas o empleados con los que tenga una relación.

7. La capacidad de comunicarse de forma no verbal.

A menudo hay algo más importante que lo que dicen otras personas, que es el lenguaje corporal que se transmite.

En un estudio, se encontró que el lenguaje corporal tenía un impacto de hasta el 55% en la interpretación del oyente, mientras que las palabras solo tenían un impacto del 7%.

Los resultados de estos estudios todavía se debaten a menudo, pero no se puede negar que el lenguaje corporal tiene un papel muy importante en la interacción humana.

La comunicación no verbal es una de las habilidades sociales importantes que necesita para ser un gerente exitoso.

Puede mostrar respeto y sinceridad manteniendo el contacto visual cuando habla con la gente.

Una buena postura también proyectará la confianza que deben tener los gerentes.

También debe asegurarse de que sus expresiones faciales coincidan con el mensaje que está transmitiendo.

8. Capacidad para compartir malas noticias

No siempre se puede transmitir buena información. Érase una vez, necesitas dar malas noticias.

Por supuesto, nadie espera malas noticias. Del mismo modo, definitivamente no quieres ser el presentador de las noticias.

Aun así, como líder, debes darte cuenta de que es parte del trabajo.

Dar malas noticias no es fácil. Un gerente debe poder transmitir sabiamente las malas noticias.

Es mejor dar las malas noticias directamente y evitar el uso de notas o correos electrónicos.

Brinde oportunidades para que los empleados respondan y discutan cómo esta noticia afectará a los empleados.

9. Capaz de ofrecer críticas

El gerente tiene una función de supervisión para la división y sus empleados. Por tanto, la persona interesada debe poder mantener una buena calidad de trabajo.

Uno de los pasos para mantener una buena calidad es criticar si el desempeño del empleado no es óptimo.

Como gerente, por supuesto, debe poder criticar a sus subordinados. La crítica también ayuda a mantener altos estándares de trabajo.

Hay algunos consejos para criticar a los empleados. Primero, tienes que criticar personalmente. Evite señalar con el dedo a la persona que está criticando.

En segundo lugar, sea específico sobre lo que desea cambiar. Por último, pídale a la persona su opinión para que se sienta parte de los cambios que están a punto de ocurrir.

10. Habilidades de negociación

La siguiente habilidad blanda importante que debe tener un gerente es la capacidad de negociar.

La negociación es una habilidad blanda importante porque la usará mucho. Por ejemplo, negociar con sus compañeros de trabajo, subordinados, amigos o familiares.

Un buen negociador será justo con la otra persona y considerará los deseos de los demás. Al mismo tiempo, los negociadores también transmiten lo que quieren.

Antes de ofrecer múltiples opciones, debe ver la situación a través de los ojos de la otra persona. Ofrezca algunas opciones cuando haya escuchado y entendido los deseos de la otra persona.

11. Valor para negarse

Como líder, decir “no” a una idea es algo muy importante.

Sin embargo, transmitir un rechazo no es tan fácil como decir las palabras. Debes considerar los sentimientos de la otra persona antes de decirlo.

Si tiene que transmitir rechazo, también debe transmitir empatía a la otra persona.

Asegúrese de comprender la situación de la otra persona y explique sus razones para decir que no.

Al final de la conversación, deje un tono positivo y ofrezca otras formas de ayudar.

12. Gestionar el cambio

Ilsutration gestiona el cambio

Todos responden a los cambios de diferentes maneras. Durante tiempos de cambio, los empleados a menudo verán a su líder.

¿Sabes lo que buscan los empleados en tiempos de cambio?

Los empleados tienden a buscar orientación, tranquilidad y una sensación de estabilidad. Esto, por supuesto, deben obtenerlo del líder.

Entonces, ¿cómo gestiona el cambio de forma adecuada?

Debe brindar a los empleados la oportunidad de compartir sus pensamientos. Concéntrese en lo positivo y asegúrese de estar disponible para responder las preguntas de los empleados.

13. Capacidad para gestionar empleados difíciles

El gerente conocerá a muchas personas con varios personajes.

Sin duda, se requiere que un gerente exitoso sea capaz de administrar a todos sus empleados, sin importar cuál sea su carácter.

No todos los empleados se alinean contigo. Algunos empleados pueden considerarse difíciles y perezosos para trabajar. Su comportamiento y actitudes pueden incluso ser perjudiciales para la armonía en el lugar de trabajo.

Debe tener cuidado con los retrasos en el trabajo, el comportamiento que molesta a otros empleados, se entromete en la privacidad de otras personas y el habla inapropiada.

Una cosa es segura, no espere. Resuelva los problemas lo antes posible.

También implemente un plan para mejorar el comportamiento y haga un seguimiento todos los días para asegurarse de que los cambios sean permanentes.

14. Capacidad para tramitar quejas

La capacidad de manejar quejas es una habilidad blanda importante que el próximo gerente debe tener.

Un líder no puede escapar de las quejas, ni de colegas ni de empleados.

Los gerentes exitosos pueden manejar las quejas de manera inteligente y justa. Puede aplicar varias formas de tratar las quejas, como dar ejemplo al no quejarse.

También puede hacer preguntas al denunciante para convertir a la persona en parte de la solución.

15. Capacidad de delegación

Como líder, los gerentes deben desarrollar la capacidad de delegación a sus subordinados.

La delegación puede parecer una tarea sencilla, pero en realidad requiere muchas habilidades.

También debe proporcionar motivación junto con el proceso de delegación. Se da motivación a los empleados para completar el trabajo de manera efectiva.

El primer paso que necesita es establecer metas claras y específicas. A continuación, vigile los desafíos y analice los obstáculos que enfrentan los empleados.

También puede ofrecer los recursos disponibles para ayudar a los empleados.

16. Construir moral

Construir la moral es una habilidad blanda importante necesaria para convertirse en un gerente exitoso.

Estas habilidades sociales también son la responsabilidad más importante de los gerentes en el lugar de trabajo.

Es muy probable que los empleados experimenten estrés en el trabajo. También pueden desanimarse por algo.

Los empleados con estos problemas necesitarán líderes que puedan priorizar las necesidades emocionales de los empleados.

Puede mantener la moral en el trabajo con unos pocos pasos. Comunicar cambios, noticias e información con regularidad. Esto hará que los empleados no se sientan abandonados.

Los pasos anteriores también brindarán oportunidades para que los empleados crezcan y explicarán el impacto de la misión de la empresa en los empleados.

17. Habilidad para manejar la resistencia

Los líderes y gerentes siempre enfrentarán resistencias. Un gerente exitoso tiene derecho a manejar la oposición.

La forma correcta de manejo determinará en gran medida la evaluación de las personas sobre el gerente.

Tienes que manejar los obstáculos con elegancia. Concéntrese en el problema y permanezca sin confrontación.

Admita errores si contribuyó a un problema. También puede pedir ayuda a un tercero para llegar a un acuerdo.

Conclusión

Hay muchas habilidades sociales importantes necesarias para convertirse en un gerente exitoso. Entonces, de ahora en adelante, haz el esfuerzo de tener estas habilidades blandas si quieres convertirte en un gerente exitoso.

Se necesita tiempo y dinero. Sin embargo, considérelo como una inversión hacia una carrera cada vez más brillante.

Previous Post
Next Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *